¿QUÉ ES EL HOME STAGING?

El Home Staging es una técnica de marketing inmobiliario que consiste en realzar las cualidades de una vivienda para hacerla más atractiva ante los posibles compradores. Home Staging significa literalmente puesta en escena de la casa. Lo que se pretende, es resaltar las partes más interesantes del inmueble a la vez que se mejoran los defectos. 

Cuando un posible nuevo inquilino o comprador ve la vivienda en concreto, ya sea física o digitalmente, quiere imaginar su vida en este espacio y no tener la sensación de que entra en casa de alguien más, por ello, es importante despersonalizar las estancias y despojarlas de todo aquello que traspase la neutralidad de cualquier hogar. Sin embargo, no se trata de vaciar y dejar el espacio sin muebles o sin ningún elemento decorativo pues conseguiríamos el efecto contrario al deseado, ya que los espacios desnudos se ven más pequeños.

Es además muy importante reorganizar el mobiliario para mostrar las posibilidades del espacio y vestir la casa (con cortinas, manteles y algunos objetos de decoración) para no perder la sensación de "estar en casa" que queremos lograr. Lo ideal es usar colores claros y lo más neutros posibles tanto en las paredes como en el mobiliario y los textiles. Podemos ser algo más creativos en la decoración aunque es conveniente no recargar ni caer en una nueva personalización.

En definitiva, a través de despersonalizar, ordenar, despejar, limpiar, reparar los desperfectos y organizar el espacio, la vivienda se convierte y se vuelve más deseable y así se consigue venderla rápidamente y a mejor precio.